La Opinión de los Moneros

Por Josué Randú 20 de septiembre de 2008

Los moneros, con su perspectiva crítica -que ya desearian muchos periodistas- le dedicaron sus trabajos al hecho que conmocionó al pais.

Nuestra Señora de la FACICO

Por Josué Randú 18 de octubre de 2007

Gloriosa aparición mariana en la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación dejó atonitos a propios y extraños.

Grito de Dolor

Por Josué Randú 20 de septiembre de 2008

Mucho se ha hablado de las explosiones en Morelia. Lo ocurrido el 15 de septiembre de este año se convirtio en la noticia del año y en el suceso ha pasmado a los mexicanos. ¿Qué nos esta pasando como nación?

por Josué Salazar 0 comentarios

Te pareció: 

Esmegma

por Josué Salazar 8 comentarios
Quizá alguna ve te has preguntado que son esos puntitos blancos que están alrededor del glande de tu pene -o el de tu pareja-.
Lo mas probable es que los hayas descubierto en el momento menos oportuno o después de haber tenido una jornada sexual intensa o maratonica.

En el caso de un servidor, soy muy hipocondríaco, en cuanto los descubrí me temí lo peor, cosa que usualmente nos sucede a todos cuando hacemos dicho hallazgo, pero consultando con un doctor -cosa que debes hacer, preferentemente, cuando descubres algo que no conoces en tu cuerpo- y buscando en la web, descubrí lo que son.

Se llama esmegma y es una secreción que suele acumularse en el espacio balanoprepucial (entre el prepucio y el glande) tanto en los varones incircuncisos como en las mujeres (clítoris), procedente del recambio celular del glande y la porción interna del prepucio junto con el sebo proveniente de las glándulas de Tyson.

Es una secreción blancuzca, untuosa y de olor característico que puede resultar desagradable para algunas personas, sobretodo si no les gusta realizar sexo oral o nunca lo han practicado. Se cree que su función es proteger y lubricar el espacio prepucial.
Su presencia en varones incircuncisos, y en las mujeres, puede provocar irritación e inflamación del
glande, denominada balanitis, del prepucio (postitis) o de ambos (balanopostitis); cosa que sucede si no se higieniza adecuadamente.

Para limpiarlo solo hace falta descubrir el glande retrayendo el prepucio y limpiarlo con agua y jabón durante la ducha o cualquier otra forma de aseo personal, preferentemente deja seco tu glande antes de volver a cubrirlo con el prepucio para evitar el desarrollo de micosis -hongos-.

Según indicaban algunos estudios el esmegma podía contener sustancias cancerígenas, pero otros más recientes parece que refutan esta posibilidad.
De hecho, entre la población masculina europea, mayoritariamente no circuncidada, no aparece el cáncer de pene con mayor frecuencia que entre la población blanca de EE UU. De cualquier forma, muchos médicos creen que es más fácil que un varón desarrolle cáncer de pene si no mantiene una higiene adecuada.
Mientras se descubre la función precisa del estagma es mejor que mantengas una higiene optima en tu glande para evitar problemas que pueden perjudicar tu vida sexual.

Ah, si tu pareja llega a descubrir el esmegma en tu pene y se horroriza pensando que tienes Herpes, VPH o alguna otra infección de transmisión sexual, aclarale de que se trata y que mejor si lo escucha en voz de un Medico.

Acumulación de Esmegma que lo hace demasiado notorio, una higiene optima evitará una acumulación así.
Fuente: Wikipedia.org
Te pareció: 

Manchas de Fordyce

por Josué Salazar 29 comentarios
No te traumes si en algún momento de "exploración" exhaustivo encuentras protuberancias blanquecinas, como granitos, en el tronco de tu pene.
Lo que tu valioso amiguín tiene no es otra cosa mas que Manchas de Fordyce.


Son granos diminutos, indoloros y en relieve de color blanco, amarillo o crema de tamaño desde 1 a 3 mm, que pueden aparecer en el tronco o en la cresta coronal del pene, en el escroto, incluso en la vulva, en la comisura de los labios faciales o dentro de la boca.

Son comunes en hombres y mujeres de todas las edades. Estos bultos blanquecinos son llamados manchas de Fordyce en honor al dermatólogo estadounidense John Addison Fordyce, quien fue la primera persona en investigarlas.
Las manchas de Fordyce son una forma de glándulas sebáceas ectópicas. No son malignas y no tienen que ver ni afectan a las relaciones sexuales, teniendo sólo implicancia estética.
Por si eres de esos fanáticos de la belleza, y quieres que tu pene luzca estéticamente hermoso, existe un tratamiento láser con CO2 y electrodisecación con resultados positivos en la disminución de los bultos; sin embargo, la mayoría de los especialistas aconsejan no tratar de eliminarlas y se oponen a tratamientos al respecto por considerarlas absolutamente normales.
Si lo que tienes en tu pene no se parece a las imágenes mostradas aquí, entonces consulta a tu medico de inmediato.
Te pareció: 

Entradas Recientes

Comentarios

Suscribete

Escribe tu email:

Estadisticas

Visitas
Usuarios en linea
Ranking
Top Blogs México
Top Blogs México
Suscriptores